11 mar. 2017

Correo electrónico y Tierra Media.

Al final del artículo hay un resumen. De todas formas recomiendo encarecidamente la lectura íntegra, los cerebros necesitan ejercicio.

Internet es una herramienta con muchas posibilidades. Quizás el mayor uso que se le da es la obtención de información, tanto de noticias como de áreas de nuestro interés (obviando el porno y las pérdidas de tiempo en cosas como redes sociales).

Dependiendo de los círculos en los que te muevas, algo teóricamente tan usual como es el correo electrónico puede que sea algo de uso trivial y obvio, pero hay un porcentaje muy importante de personas que no controlan la situación tanto como sería deseable a estas alturas de la película. Para estas personas va dirigida esta entrada, intentado explicar un poquito el cómo y el porqué de algunos factores a los que no les solemos conceder la importancia que realmente tienen.

Vamos a dar simplemente unas pinceladas sobre el uso del correo electrónico haciendo hincapié en algunos aspectos que considero relevantes con respecto a la seguridad y a la privacidad.

El correo electrónico utiliza protocolos (formas de realizar las cosas) muy inseguros por defecto. Al igual que las puertas de Moria tenian una seguridad bastante laxa debido a la época en que fueron construidas, el correo electrónico inicial no poseía practicamente ningún tipo de seguridad confiando en la buena fé de las personas que iban a comunicarse a través de él.

Posteriormente y al extenderse el uso como medio de comunicación empezaron tambien a usar este sistema de comunicación personas con un nivel ético bastante más bajo que los elfos y enanos de los buenos tiempos de Moria, y el correo electrónico empezó a llenarse de orcos, trolls y criaturas peores. Incluso hoy es relativamente sencillo enviar correos que engañan haciendo creer al receptor que el correo ha sido emitido por algún conocido, por lo que hay que tener muchisísima precaución a la hora de ejecutar adjuntos y pinchar enlaces.

No todo es catastrófico, se han ido añadiendo capas de seguridad sobre esos inseguros inicios y teniendo algunas precauciones no es necesario equiparse con la cota de malla de mithril y la espada +20 para enviar y recibir correos.

Lo primero que vamos a mostrar es la forma básica que adopta una dirección de correo electrónico y esa forma es: nombredeusuario@proveedordelcorreo.algo
el nombre de usuario debe ser único, y dependiendo de la situación lo eliges tú (siempre que no exista previamente el mismo nombre) o te lo dan hecho (caso típico en correos de empresa). Despues viene la arroba @, arroba de actual uso también en twitter y facebook al inicio del usuario pero que en correo electrónico significa AT (traducible como la preposición EN. Y la última parte es nuestro proveedor del correo, tales como gmail.com, yahoo.com, hotmail.com, hotmail.es... esta última parte tiene forma de una dirección tipica de internet, con el nombre y la extensión típica "punto com", aunque puede ser otra.

En definitiva el correo electrónico tiene la forma usuario EN proveedor. Sin entrar en aspectos técnicos de la seguridad del correo electrónico, lo fundamental para que nuestro correo esté seguro en nuestras manos es disponer de una contraseña.

Si eres de los que navegan mucho y visítas muchos foros y páginas de compras y demás, yo recomiendo tener (al menos) dos cuestas de correo electrónicos. Eso no significa que tengas problemas psicológicos, sino que así puedes dedicar una cuenta de correo "oficial" para recibir información que consideres verdaderamente relevante y otra para las cosas menos importantes. Esta recomendación viene por la facilidad con la que el spam llega a nosotros. Si tienes una cuenta dedicada a comunicaciones con banco, empresa de suministro (agua, electricidad, gas...) y otra para foros y demás, tendrás la posibilidad de tener un poquito más controlado el tema. Otra posibilidad es el tema de las carpetas en tu cuenta de correo, pero eso ya es abrir la puerta a otro tema.

Se acaba aquí esta pincelada, en próximas entregas desarrollaremos y ampliaremos algo más este importante tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario